Blog de TEKDI

Cómo la estrategia de comunicación decide el éxito o el fracaso de tu empresa

7/15/21 1:00 PM / por David López

Una estrategia de comunicación puede decidir el éxito o el fracaso de una empresa. 

A día de hoy cada vez es más necesario emplear una buena comunicación no solo para una gran empresa, sino incluso para nuestro propio proyecto, marca o si somos empleados dentro de una empresa. 

Las habilidades digitales y el empleo de la comunicación correcta en nuestras redes sociales y canales de difusión es fundamental. 

Sin duda la comunicación es una de las acciones más rentables que podemos aplicar en nuestra marca o negocio a largo plazo. 

 

 

Comunicación estratégica 

Albert Einstein decía “lo que no se conoce no existe”, que trasladado a la época actual de comunicación podríamos decir que “lo que no se comunica no existe”. 

Información constante y al minuto. Cualquier persona somos receptores permanentes de información. Recibimos más información en un día que nuestros abuelos en toda su vida, no por una fuente oficial, sino por cualquier ciudadano. 

Abraham Lincoln decía que “la opinión pública lo es todo. Con ella a favor nada puede fallar, pero con ella en contra nada puede tener éxito”. Esto nos hace darnos cuenta de la importancia de guiar a la opinión pública en nuestro beneficio. 

 

De dónde venimos 

La comunicación estratégica ha existido siempre, la han utilizado personajes como Napoleón o Hitler para poner a su favor a las masas con el control de la publicidad en los medios de comunicación de aquella época, en la era Reagan se utilizaban la radio y la TV como medios de difusión masivos. 

 

Dónde estamos 

Hoy día internet libera la información haciéndola accesible a todos los consumidores y creadores a la vez. Internet a supuesto la gran revolución en la comunicación, una comunicación que llega sin control por parte de cualquier usuario de la red. 

Hay una comunicación que ha cambiado la vida a muchas personas en su forma de comportarse o de actuar, y es la comunicación espontánea, como por ejemplo la vivida durante la pandemia en los aplausos a las 8 de la tarde. En esta acción que nace en España se comenzó a convocar a las personas a través de WhatsApp a salir a los balcones y puertas de casa para aplaudir la labor del personal sanitario en la lucha contra la Covid-19. 

Tenemos otras acciones de comunicación espontánea como el llamado movimiento #Metoo creado a raíz de unas acusaciones de abuso sexual y que fue compartida por todo el mundo. Actualmente es un punto de inflexión contra los abusos a mujeres. 

Los Challenges es otro claro ejemplo de este tipo de comunicación puesto de moda en las redes sociales, donde personas de todo el mundo comparten estos retos o actos que muchas veces van ligados a una buena causa o a alguna acción solidaria, otras solo es por puro entretenimiento. 

 

 

Nueva llamada a la acción

 

 

 

Qué es la comunicación estratégica 

Por lo tanto si describimos qué es la comunicación estratégica desde un punto de vista más académico, diríamos que es la gestión integral de la identidad de una empresa, marca o entidad que busca generar confianza en su entorno y adhesión de sus públicos, audiencias y target para alcanzar los objetivos propuestos. 

 

Objetivo 

Un punto muy importante de la estrategia de comunicación es el objetivo, que es el paso más importante del proceso, y para lograrlo, este objetivo debemos identificarlo previamente, concretarlo, plasmarlo y hacerlo medible, y por supuesto debe de ser realista. 

Para definir este objetivo seguimos tres pasos: la misión de nuestro proyecto o empresa, la visión y la estrategia. 

El objetivo una vez lo tengamos definido no debemos cambiarlo, podemos cambiar la estrategia siempre que sea necesario para alcanzarlo, pero el objetivo no se toca. 

La razón es que si vamos cambiando el objetivo nos quedamos sin un rumbo claro de hacia dónde ir, y esto sería un problema porque sucedería que si no sabemos dónde vamos, no llegaremos nunca a ningún lugar, sería como andar dando vueltas en círculo todo el tiempo. 

 

Audiencias 

Tras la definición del  objetivo y tener claro cuál es nuestra misión, visión y estrategia, debemos definir e identificar a nuestra audiencia, que son por ejemplo nuestros seguidores en redes sociales, lectores de nuestro blog, en definitiva todas las personas que nos pueden comprar o nos van a comprar. 

Para conseguir llegar a esta audiencia, tenemos que realizar siempre una escucha activa de nuestro público sobre lo que les gusta, les mueve y necesitan, y estudiar cómo se comunican para llegar a ellos, dónde están, qué canales utilizan, a quién siguen, y cómo queremos que nos perciban. 

Una de las formas más efectivas para poder llegar a nuestro target es humanizando nuestra marca, tenemos que tener en cuenta que las personas siguen a personas, por lo que mostrar nuestro lado más humano nos va a acercar mucho más a nuestro público objetivo. 

 

Mensaje 

Los mensajes de nuestra comunicación estratégica deben de ser claros y cortos, a veces la sencillez es lo más efectivo, como se suele decir, menos es más. 

Los mensajes tienen que ser interesantes para nuestra audiencia, debemos crear mensajes novedosos, exclusivos y como ya he comentado, interesantes. Si no despiertan interés en nuestro público objetivo, el resto no tiene sentido. 

Además de esto, los mensajes deben ser coherentes con nuestra marca, nuestra filosofía, estrategia y nuestro plan de contenido. 

 

Estos aspectos de nuestros mensajes hay que tenerlos en cuenta allá donde comuniquemos, en nuestras redes sociales, en las notas de prensa, en los post de nuestro blog o en cualquier acción de comunicación, sea cual sea. 

 

 

Nueva llamada a la acción

 

 

 

Tácticas y estrategia 

Siguiendo el criterio de nuestro objetivo y de escuchar a nuestra audiencia, tenemos que conocer las tácticas o herramientas que tenemos para llevar a cabo esta comunicación estratégica. 

Aquí tenemos dos caminos a nivel general: 

  1. Uno sería la publicidad, que puede ser online y offline, y cuyo fin es promocional, donde los objetivos los marcamos a corto plazo y a un target muy específico. Decidimos donde vamos, a quién vamos, y de qué forma. 

 

  1. El otro camino serían las RRPP (Relaciones Públicas), comunicación corporativa, relaciones con los medios, y el content orgánico, que es el contenido que nosotros estamos creando, el contenido que compartimos en nuestras redes a nivel orgánico basado en una estrategia a largo plazo, esta estrategia tiene la ventaja de que nos aporta mucha más credibilidad que una publicidad puntual por ejemplo, nos dirigimos a nuestro target de una forma más indirecta. 

 

Implementación y revisión 

Para la implementación, todo lo visto anteriormente tenemos que alinearlo en el corto, medio y largo plazo, en función de los objetivos y estrategias a seguir. Tenemos que tener claro el presupuesto y el tiempo del que disponemos para llevar a cabo el cumplimiento de esos objetivos y estrategias que estemos desarrollando. 

Por lo tanto, teniendo claro el objetivo, estrategia, mensajes, cómo nos vamos a dirigir a nuestra audiencia y a quién, si vamos a ir a corto, medio o largo plazo, y una vez lo tengamos todo documentado, llega el momento de implementar. 

La implementación es junto con la definición del objetivo el paso más importante del proceso. 

Esta puesta en marcha hay que prepararla y coordinarla con bastante tiempo con el equipo y personas que lo vayan a implementar. Para esto es muy importante tener en cuenta la habilidad y la capacidad de las personas que van a llevarlo a cabo, que sean personas preparadas para hacerlo, todos tenemos un “primo que sabe”, bien, pues ese no es. 

En esta implementación es vital estar constantemente revisando si se está cumpliendo el objetivo, si las acciones que estamos llevando a cabo, van por el buen camino o no, para poder cambiar el rumbo antes de que sea tarde. Aquí tenemos que ser avispados y ser capaces de ajustar, cambiar o modificar la estrategia, no el objetivo como ya he comentado antes, según los resultados que vamos obteniendo para conseguir alcanzar el objetivo marcado en el largo plazo. 

Por lo tanto es fundamental ir evaluando los resultados a corto y medio plazo, ver si se van cumpliendo y están funcionando las estrategias que hemos puesto en marcha. 

 

Errores frecuentes 

Para terminar vamos a ver algunos de los errores más frecuentes que se suelen cometer en la comunicación: 

  • El primer error sería el restar valor a la comunicación, no darle la importancia que se merece. Puesto que la comunicación juega un papel vital en el devenir de nuestra marca o empresa.
  • Una mala coordinación lleva a que no esté alineada y no sea coherente la comunicación de la empresa con la misión de nuestro proyecto,por lo que queda distorsionada la opinión de nuestra audiencia sobre nuestra marca, producto o servicio.
  • No tener claro que la comunicación NO es publicidad, en una campaña de publicidad estás vendiendo, no estás construyendo tu marca, si tu objetivo es vender un producto o servicio en concreto, lo haces mediante publicidad, pero si tu objetivo es branding, debes basarte en la comunicación a largo plazo, se pueden y deben hacer ambas, pero son dos acciones diferentes.
  • El último error que vamos a ver, es un error muy frecuente, que es no escuchar a nuestra audiencia, no estar atentos a lo que quieren, a sus necesidades.

 

 

 

 

Como ya has visto, si quieres tener éxito con tu marca, empresa, producto o servicio, la comunicación es clave para conseguirlo. Por lo tanto, si aún no tienes definida, ni le has dado la importancia que se merece a tu estrategia de comunicación, ¿a qué esperas?. 

 

 

En TEKDI, Instituto de Marketing Digital, tenemos cursos estupendos donde vas a aprender a comunicar de forma efectiva y correcta con tu audiencia, y seguir aprendiendo día a día. 

 

 

Nueva llamada a la acción

Tags: Marketing digital

David López

Escrito por David López

Responsable de Redes Sociales y Contenidos de TEKDI

Cursos TEKDI

Suscríbete a nuestro blog

Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción

Últimos Posts

Síguenos