Blog de TEKDI

No estudies, simplemente aprende

10/21/21 6:00 PM / por Juan Merodio

En este post vamos a tratar un tema realmente interesante, un tema sobre algo que llevamos haciendo toda la vida, pero la pregunta es ¿lo estamos haciendo de la manera correcta?. 

A lo que me refiero es a que no debes estudiar sino que debes aprender que no es exactamente lo mismo. El aprendizaje es algo fundamental para cualquier profesional a día de hoy, ya sea porque eres emprendedor, empresario, asalariado, da absolutamente igual, si quieres ser competitivo en el mercado laboral en el que vivimos, no debes estudiar, debes aprender, entendiendo el concepto, por eso te voy a compartir las diferencias, sobre todo cuáles han sido mis experiencias, cuál es mi metodología que llevo aplicando muchísimos años, voy a compartirlo contigo. 

 

¿Cuántas de las cosas que has estudiado a lo largo de tu vida recuerdas?, no voy a decir cuántas te han valido para algo, sino cuántas ahora mismo recuerdas. Fíjate que cuando éramos niños en el colegio nos hacían estudiar muchas cosas que olvidamos pronto, no sé si te pasaba, pero muchas de las cosas las aprendía de memoria, y en el examen, pues dos o tres días después las decías, pero pasados unos días las olvidabas. 

Claro, aquí la pregunta al final es para qué nos ha valido memorizar algo que luego no queda en tu aprendizaje. Pero no nos tenemos que remontar tan lejos, simplemente cosas que hace días o incluso semanas has aprendido por cualquier tipo de canales, no tiene por qué ser únicamente la formación formal, es decir, puede ser leyendo un libro o viendo vídeos, haciendo cursos online, ¿cuántas cosas realmente recuerdas?. 

 

 

Nueva llamada a la accióv sgsfds fsdfsdn

 

 

MI EXPERIENCIA

Fíjate que mi experiencia con el aprendizaje y el estudio no siempre ha sido en los métodos tradicionales, tengo que decir que nunca he sido un estudiante muy bueno, tampoco muy malo, pero que más o menos iba aprendiendo todo e iba aprobando todo raspadillo. 

En la universidad de estuve cuatro años y la abandoné, porque realmente notaba que esos métodos de aprendizaje no iban conmigo, y notaba que estaba haciendo algo que no valía para nada, con esto no quiero decir que la universidad no sea buena, es decir, todo depende de los objetivos que cada uno tiene en la vida, a lo que se quiere dedicar. 

Sí que creo que la universidad tiene que actualizarse, pero sigue siendo necesaria, sobre todo en ciertas disciplinas, yo desde hace muchos años decidí convertir la formación en un hábito diario. 

Desde pequeños nos han educado que formarnos es algo que tiene un principio y un fin, haces un curso que dura un mes o tres meses, un máster que dura 12 meses, una carrera que dura 3 o 5 años, pero me di cuenta que al menos para mí, la formación tenía que ser algo que en el día a día estuvieses aprendiendo, y desde hace muchísimos años todos los días dedico entre una y dos horas a aprender, a adquirir nuevos conocimientos. 

Y éste método de aprendizaje se basa en leer libros, escuchar podcasts, poner en práctica cosas, porque el aprendizaje no solo es recibir información, es decir, no es un aprendizaje pasivo sino que tiene que ser activo, y ahí vamos a ir, porque esa es la parte fundamental de cómo aprendemos las cosas. 

Al final el aprendizaje está en todo y todos los días, cuando trabajas en alguna empresa o cuando trabajas para ti mismo.

 

 

CONO DEL APRENDIZAJE DE DALE

Hay una pirámide, el cono del aprendizaje de Edgar Dale, que está desde el año 1969, es decir que tiene ya unos cuantos años, y él era un pedagogo muy reconocido, y este cono de aprendizaje a mí fue lo que me ayudó a transformar la manera en la que aprendía, porque me di cuenta que estudiar no me valía para nada, lo que me valía era a aprender estudiar básicamente y ponerlo en práctica. 

Estamos acostumbrados que estudiar es ponerte delante de algo o alguien que te suelta la información, la recibes y la memorizas porque tienes que plasmarla en un examen o por cualquier otra razón, y después se te va olvidando, y el aprendizaje es algo más profundo, es algo más a largo plazo, es algo que se queda en ti, que lo entiendes. 

Creo que si nos enseñasen a aprender en lugar de estudiar, seríamos mucho más efectivos en todo en la vida. Por eso no aprendemos, porque estudiamos de memoria. 

 

 

                        Estadios-de-la-piramide-de-Edgar-Dale

 

El cono de aprendizaje de Dale lo que representa es cuánto recordamos algo después de equis tiempo, concretamente después de dos semanas, según los medios con los que nos servimos de ayuda (leer, ver, oír, decir, hacer),  y atento a estos datos porque son muy relevantes y son totalmente ciertos. 

 

OÍR

Lo que dice el cono de aprendizaje de Dale es que después de dos semanas, en este marco de tiempo tan corto, sólo recordamos el 10% de lo que leemos, un 20% de lo que oímos, como por ejemplo cuando escuchamos a un profesor en clase, aquí sería el aprendizaje pasivo, yo me siento en una clase física u online, me da igual, me puedo cruzar de brazos y recibo información del profesor, bien, eso la mayor parte lo vamos a olvidar. 

 

VER

En dos semanas, recordamos solo 30% de lo que vemos, como un gráfico o una imagen, por lo tanto lo importante no sólo es escuchar, sino es también observar, y aquí hago un parón, tengo que decir que todas las metodologías que he aplicado en mí mismo desde hace muchos años, es la metodología que tenemos en TEKDI, en nuestro Instituto de Marketing Digital, donde ya somos más de 1800 alumnos, y se basa en una metodología en la tienes que dedicar 10 minutos al día para aprender, y esa metodología está basada en que la formación tiene que ser algo continuo, todos los días, precisamente porque así podemos aprender y retener los conocimientos más tiempo. 

En nuestra metodología, por un lado, es todo en formato vídeo, porque no sólo hay que escuchar, sino hay que ver, pero vamos más para allá con el siguiente punto que nos lleva el cono de aprendizaje de Dale. 

 

VER Y OÍR

Este punto dice que recordamos el 50% cuando juntamos lo que vemos y lo que escuchamos, es decir, si vemos y escuchamos, retenemos el 50%, por lo que ahí ya vamos un poco más allá, aunque esto sigue estando dentro de lo que es el aprendizaje pasivo, donde por así decirlo no hago nada, y aquí es donde no debemos quedarnos, debemos ir hacia el aprendizaje activo. 

 

 

Nueva llamada a la accióv sgsfds fsdfsdn

 

 

DECIR

En el aprendizaje activo es donde recordamos el 70%, y consiste en decir, enseñar, tener una conversación. 

Muchas veces a mí algo que me ha valido mucho, es decir cosas en alto, las cosas que realmente quiero memorizar o que me importan, de alguna manera reflejarlas, escribirlas y decirlas, de hecho cuando preparo mis conferencias las ensayo en alto, lo que hago es simular varias veces la conferencia que voy a dar en alto como si fuese real, porque eso me ayuda a aprender, no a memorizar, porque una conferencia de dos horas por ejemplo, es imposible, no la puedes memorizar. 

 

DECIR Y HACER

Lo que sucede con ese aprendizaje es que me van saliendo las ideas, y las voy montando y trasladando a tiempo real, y en ese aprendizaje activo, en el que decimos y además hacemos, es donde recordamos después de dos semanas el 90% de eso que decimos y hacemos. 

Esta es la clave, es donde tenemos que llegar, actuar y hacer las cosas, y esa es la metodología que llevamos en TEKDI, aprender haciendo. 

 

 

 

 

 

 

CONCLUSIÓN

No sólo debes quedarte con recibir la información, escucharla o apuntarlo en un papel y ya está, sino ponerla en marcha, activarla, y ahí es cuando realmente aprendes, cuando te están contando las cosas y tú las vas poniendo en práctica. 

Por lo tanto, de media siempre recomendamos dedicar 4 veces más de tiempo a hacer lo que aprendes que al aprendizaje de solo recibir información, es decir, que si te ves una clase de 30 minutos debes dedicar dos horas a poner eso en práctica para afianzar ese 90% de aprendizaje. 

Para conseguirlo tienes que hacerlo como un hábito diario, esto no se trata de el fin de semana me doy una paliza y me pongo tres horas de clase, no, porque no vas a poder aprender todo, esa información te va a saturar, y mucho menos vas a poder ponerlo en práctica. 

En cambio, si cada día te haces una lección de 10 minutos, puedes dedicar 30 o 40 minutos a ponerla en práctica y aprenderla, y eso día a día es lo que al final te hace tener un alto nivel de aprendizaje. 

 

Al final esto es lo que va a marcar la gran diferencia en tus resultados. Así que para terminar, te digo, no estudies, simplemente APRENDE. 

 

 

Nueva llamada a la acción

Tags: Marketing digital

Juan Merodio

Escrito por Juan Merodio

Cursos TEKDI

Suscríbete a nuestro blog

Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción

Últimos Posts

Síguenos